Leyendas IV

< Tormenta de agua >


" En el año 1666 (17 de agosto, a las ocho de la mañana) en los márgenes del Arroyo de la Redonda, un lugar lleno de castaños una gran tormenta de agua produjo el arrancamiento y arrastrado de árboles y el desprendimiento de varios miles de metros cúbicos de terreno desde ese momento el lugar se le denominó "Souto de la Redonda" (hoy de Amador López).
Esta horrorosa tempestad provocó una gran inundación que se llevó por delante además de los castaños, peñascos, caminos de entrada a la ciudad, puentes, molinos, animales domésticos, tierras de viñedo, huertas y alguna casa".
Se le llamó a esta tormenta "Diluvio de San Mamede" por celebrarse ese día la onomástica de ese santo.


(Del libro "La experiencia de una vida en el campo", de José Amador López Albo)