Leyendas I

< Construcción Semilleiro >


   " En los años 1934 y 1935, empezaron las primeras repoblaciones de varias especies de árboles; la mayoría de los obreros que trabajaron en esta plantación eran marineros y agricultores, estando de capataz Juanito Amat.

El forestal Gonzalo Guerreiro, era muy amigo del personal obrero, cuando los marineros no iban al mar los iba a buscar al muelle de Viveiro, para trabajar en los montes y les pagaba 4 pesetas por día (50 céntimos la hora).

Dicho forestal era un gran cosechero de viñedos en su tierra natal (Ourense) y de vez en cuando le regalaba vino al personal obrero ".


(Amador López Albo ex-Agente Forestal durante 40 años, nos lo cuenta en su libro "La experiencia de una vida en el campo").